Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

lunes, 9 de febrero de 2009

Revolucion Bolivariana y el Medio Ambiente

La Revolución Bolivariana ha ocasionado también un cambio extraordinario en materia ambiental. Más allá de las trasnformación política, económica y cultural impulsada por el pueblo venezolano, la ecología, el medio ambiente y la biodiversidad han sido valores constantes de estos 10 años impulso revolucionario.
Ya en el Preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada por votación pupular en 1999, se estable como un valor central "el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad".
Desde esta perspectiva, la Revolución bolivariana incluyó en su agenda de trabajo la soberanía natural como uno de los ejes que posibilitarían el desarrollo en materia política, económica y agroalimentaria; reseñó la Agencia Bolivariana de Noticias.
En la actualidad Venezuela resguarda 16% de los recursos estratégicos de la nación y el Ejecutivo Nacional fortaleció los trabajos de conservación de las áreas naturales, como una política clara y concreta en beneficio de ésta y las demás generaciones.
Según el presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Juan Carlos Velásquez, las políticas ambientales fueron tomando día a día más fortaleza, con la ejecución de proyectos para mejorar las condiciones de suelos y aguas.
Además, al garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar la alianza mundial para el desarrollo, Venezuela logró cumplir antes del tiempo previsto las Metas del Milenio, acordadas por la Organización de las Unidas (ONU).
Para tales fines, el Estado, a través del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb) y las empresas Hidrológicas, ejecutó una serie de proyectos para la distribución de agua potable, logrando beneficiar el 93% de la población venezolana.
Y esto no es todo. En Venezuela se desarrollan en la actualidad diversos proyectos para la recuperación de distintos cuerpos de agua, entre los que se destaca el proyecto de saneamiento del Lago de Maracaibo, que implica sanear las aguas servidas que llegan al lago mediante plantas de tratamiento, colectores principales, plantas de aguas servidas sobre diversos municipios del estado Zulia y el control de torrentes y dragados. Para esta labor se planteó una inversión de 466 millones de bolívares fuertes.
Asimismo, surgió el proyecto Conservación y Uso Sustentable de la Diversidad Biológica en la Reserva de Biosfera y los Humedales del Delta del Orinoco como acuerdo de cooperación firmado en el año 2001 entre el Gobierno Nacional y el Fondo Mundial para el Ambiente (GEF).
La finalidad de este acuerdo es poner en práctica una gestión de la reserva orientada hacia la protección de la biodiversidad de los humedales del Delta del Orinoco; el manejo sustentable de sus ecosistemas, con la participación activa del Minamb y las comunidades locales, en particular la comunidad warao; y el desarrollo de proyectos para mitigar los impactos ambientales en el bajo Orinoco.
Como una de las obras más emblemáticas en pro del ambiente se destaca el saneamiento de la cuenca del Río Guaire, iniciado hace cinco años, mediante un ambicioso proyecto integral (2005-2013), que en nueve años permitirá su rehabilitación.
Dicha obra consiste en recuperar los 73 kilómetros de aguas del río, con la recolección en alcantarillas de las aguas servidas, su direccionamiento hacia colectores marginales, colocados a cada lado del río, para luego tratar esas aguas y devolverlas en condiciones aceptables a su cauce.
Suelo para desarrollo sustentable
La operatividad de los rellenos sanitarios también corresponde a una de las iniciativas del Estado, que constituye en la sustitución los vertederos a cielo abierto, por rellenos sanitarios que funcionen con todas las normas técnicas requeridas.
Con esta sustitución se detiene el deterioro de los suelos, la proliferación de enfermedades ocasionadas por moscas, mosquitos, cucarachas y ratas; así como malos olores y humo producto de la quema de residuos, al igual que la combustión de los gases que se generan a partir de los procesos de descomposición.
Las políticas ambientales son importantes por razones estratégicas, pues la contaminación del agua perjudica a las actividades pesqueras y turísticas, y la salinización de los suelos disminuye sustantivamente la productividad de los mismos, y de atacar los problemas ecológicos beneficia el desarrollo socioeconómicos, por tales razones el Estado le ha dado relevancia al tema de protección de la biodiversidad, y se ha abocado a los trabajos de saneamiento ambiental en el territorio nacional.
La Misión Árbol es otra de las iniciativa orientada a la participación protagónica de la comunidad en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo que se fundamente en la recuperación, conservación y uso sustentable de los bosques para el mejoramiento de su calidad de vida. Con esta misión se ha logrado reforestar cientos de hectáreas a nivel nacional.
Gestión ambiental: compromiso compartido
A todos esos logros se suma el fortalecimiento la participación comunitaria en beneficio de las áreas naturales, quienes se mantienen trabajando para la preservación y protección de los espacio naturales.
Como muestra, y por primera vez en la historia de Venezuela, más de 15 mil niños y niñas fueron incorporados a los Juegos Ecológicos , mientras que 10 mil jóvenes fueron incluidos al Campismo Juvenil. Ambas inciativas enmarcan un proceso educativo de recreación en convivencia con la naturaleza, que enseña a valorarla y respetarla.
Este año, 2009, serán conformados más de 100 Comandos Conservacionistas Comunitarios Socialistas (Cosoc),cuyo objetivo es desarrollar proyectos productivos dentro de las instalaciones de los espacios protegidos, para que el desarrollo económico de sus comunidades, pero contribuyendo en el resguardo, la preservación y la conservación de estas áreas.
Esta red de comando, se enmarca en los principios fundamentales de la nueva gestión del Gobierno Nacional a través de Inparques, orientada hacia la inclusión social y a la participación comunitaria.
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece el principio que todos los venezolanos y venezolanas, así como el Estado y sus instituciones, comparten la responsabilidad de hacer cumplir las leyes y defender la soberanía para construir el nuevo modelo de país propuesto
en la Carta Magna.
"Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado... Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley", establece la Carta Magna en su artículo 127.

No hay comentarios.: