Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

domingo, 13 de abril de 2008

Los Simpson cambia de horario ¿Cuál es el Alboroto?

Ahora Chávez persigue a Los Simpson. Imaginemos que el departamento de protección audiovisual de la infancia de México o de Perú requiriese a una televisión de su país el cambio de horario de la serie Los Simpson por no considerar adecuada su emisión en horario infantil. ¿Alguien se imaginaría medio centenar de titulares de prensa en medios hispanos del tipo de “Los mexicanos no podrán ver Los Simpson”, “Mexico prohibe la emisión de Los Simpson” o “A Calderón no le gustan Los Simpson”? Evidentemente es difícil pensar en decenas de medios titulando así. Ahora bien, si eso ocurre en Venezuela la cosa cambia.
Esto encontramos en un vistazo a Google news: …

Lo que ha sucedido en Venezuela es que el organismo regulador denominado Consejo de Telecomunicaciones, tras recibir varias quejas ha determinado que en aplicación de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión que prohíbe los "mensajes que atentan contra la formación integral de niños, niñas y adolescentes", la serie los Simpson debía de abandonar el horario infantil en el que se emitía por la cadena de televisión Televen. Por tanto, son falsos todos los titulares anteriores: no se prohíben, no se impide su emisión (sólo se cambia de horario), no se vetan, los venezolanos los pueden seguir viendo, ni siquiera se le impide a los niños (pueden hacerlo fuera del horario infantil), no sabemos si le gustan a Chávez o no, el presidente de ese país no ataca a ningunos dibujos animados ni los estrangula… La única censura que han sufrido Los Simpson, fue de su propio canal estadounidense, Fox, que censuró en un capítulo la frase "This sure is a lot like Iraq will be", que podría traducirse como "Esto se parece mucho a como estará Iraq". Hacían referencia a la imagen devastada de Springfield, la ciudad de los Simpsons, que por lo visto ha sido atacada por los marcianos en una guerra en la que la excusa es que tenían armas de "desintegración" masiva.
Lo que ha sucedido en Venezuela es sólo que el Estado, a través de un organismo profesional, ha considerado que tenía que asumir la responsabilidad en que los contenidos de televisión en el horario infantil se ajusten a criterios pedagógicos y educativos para los niños. Podría haber ocurrido como en España, donde los medios no critican la política gubernamental porque no es ninguna. En España no se les exige nada, existe sólo un Código de Autorregulación que han creado las cadenas y que luego no lo cumplen. Un informe de la Universidad Rey Juan Carlos difundido en julio del pasado año denunciaba que las cadenas de televisión cometieron nada menos que 9.000 infracciones del código de la infancia en 14 semanas. “Las televisiones de ámbito estatal (TVE 1, Antena 3, Cuatro, Tele 5 y la Sexta) infringieron en tan sólo 14 semanas 9.000 veces el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia”, señalaba el informe realizado por el Grupo de Investigación sobre Comunicación, Sociedad y Cultura (GICOMSOC) de la Universidad Rey Juan Carlos. El trabajo analizó del 25 de septiembre al 31 de octubre y del 2 enero al 12 de abril, de lunes a viernes, las más de 1.400 horas de producción televisiva que emitieron esas cinco cadenas en horario infantil de protección reforzada (entre las ocho y las nueve de la mañana y entre las cinco y las ocho de la tarde).
De estas 9.000 infracciones, la mitad (49%) correspondían a comportamiento social, seguidas de temática conflictiva (25%), violencia (20%) y sexo (6%).
Las infracciones afectaban desde a las telenovelas a las series de televisión, incluidos los dibujos animados, y cita los ejemplos de de "Shin Chan" en Antena 3 "en el que el protagonista es un niño con comportamiento social inadecuado, lenguaje soez o actitudes sexistas, así como referencias sexuales constantes en todos y cada uno de sus capítulos”. También citan otros ejemplos de dibujos animados como "Bola de dragón" y "Pretty Cure", ambas del género manga.
El gobierno se limitó a pedir a las televisiones que cumplan el código, que es lo mismo que autorizarles a seguir incumpliéndolo. Vale la pena el reportaje de El País del 26 de noviembre pasado "La telebasura devora a los niños", de María R. Sahuquillo y Rosario G. Gómez, donde se recuerda que "Peleas conyugales, infidelidades e insultos dominan la programación televisiva en horario infantil - Crecen las voces que exigen sanciones y un consejo supervisor". De hecho, alguna televisión tomó nota, como La Sexta, que en enero dejó de emitir "Padre de familia" al mediodía, según parece atendiendo a las masivas quejas que consideraban inadecuada la emisión de dicha serie en un horario tan al alcance de los niños.
No es descabellado pensar que, con criterios educativos y pedagógicos, se pueda considerar la magnífica serie Los Simpson no apropiada para niños de siete años por la irreverencia de sus contenidos, cuya ironía no puede ser captada por los menores. Por cierto, el juego para Nintendo de los Simpson donde Homer no hace otra cosa que comer y caerse está recomendado para mayores de doce años por el fabricante. La página web especializada en los Simpson Rapids Simpson establece el género de la película como Animación; Comedia. Clasificación por edades 'PG-13', no recomendada para menores de 13 años, por 'humor irrespetuoso e impertinente a lo largo de la película'”.
Además, la película de Los Simpson fue calificada para mayores de 13 años en Estados Unidos, en Colombia fue clasificada para mayores de 7, en Portugal y Alemania para mayores de seis y en México la versión en inglés fue clasificada para mayores de 13 años. Nadie con un mínimo de criterio pedagógico discute que la seria Los Simpson es para adultos.
En cualquier caso, lo que se plantea es si creemos que un organismo regulador público gestionado por profesionales puede tener competencias para definir qué contenidos son aptos para el horario infantil o dejamos que las cadenas nos tomen el pelo estableciendo códigos de autorregulación que luego no cumplen para aparentar criterios éticos.
O quizás ni ese dilema existe en esos titulares, sólo la necesidad de mentir una vez más para poder poner en la picota al presidente de Venezuela Hugo Chávez. Por cierto, un país en el que como revela Javier Adler os Simpsons no debe desagradar tanto al gobierno cuando su Ministerio de Cultura organizó un “cine foro para discutir y analizar la película” de Los Simpson.
www.pascualserrano.net

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece importantisimo que ojala los gobernantes se preocuparan por sacar toda la basura que emiten muchos canales de tv, por eso estamos asì de mal en peor cada día.

Anónimo dijo...

Me parece excelente la accion de chavez al respecto. Creo que la tv influye mucho en la juventud y la mayoria de la programacion no ofrece mas que violencia y perdida de valores.. si la cultura y la educacion fuera prioridad de la TV las sociedades latinas no seriamos tan facil de explotar por los gobiernos al servicio del capitalismo.