Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

viernes, 25 de abril de 2008

Bienaventuranzas de la Educación

Bienaventurados los que son desdichados por causa de la injusticia social porque ellos aprenderán a tener la mayor suma de felicidad posible en este mundo mediante el desarrollo pleno del Currículo Nacional Bolivariano que tiene su pilar integral en “el fundamento verdadero de la felicidad: la educación”.

Bienaventurados las educandas y educandos en formación bajo el Sistema Educativo Bolivariano porque alcanzarán el más alto aprendizaje posible en este mundo: “Haz a los otros el bien que quisieras para ti. No hagas a otro el mal que no quieras para ti, son los dos principios eternos de justicia natural en que están encerrados todos los deberes respecto a los individuos”.

Bienaventurados los oprimidos pues ellos aprenderán a ser libres y soberanos mediante la senda emancipadora de la Educación Bolivariana que enseña que “la verdadera libertad consiste en la práctica de la virtud”, puesto que “la práctica de la libertad no se sostiene sino con virtudes y que donde éstas reinan es impotente la tiranía”.

Bienaventurados los nuevos republicanos y bienaventuradas las nuevas republicanas que trabajan por la paz verdadera que brinda “el ejercicio de la justicia que es el ejercicio de la libertad” porque ellos y ellas por la vía revolucionaria de la Educación Bolivariana aprenden a crear, aprenden a participar y convivir, aprenden a valorar y aprenden a reflexionar para conquistar “la adquisición de la libertad que es la única paz sólida y estable para corazones republicanos”.

Bienaventurados los hambrientos y los sedientos por causa de los sistemas de sociedad injustos (capitalismo en todas sus formas) porque ellos aprenderán a saciar su hambre y su sed en el Nuevo Mundo del Sistema de Sociedad Justa (Sociedad Socialista Bolivariana) a través de la Educación Bolivariana que persigue “excitar la prosperidad nacional por las dos más grandes palancas de la industria; el trabajo y el saber. Estimulando estos dos poderosos resortes de la sociedad, se alcanza lo más difícil entre los hombres, hacerlos honrados y felices”.

Bienaventurados los que se recrean en el ferviente deseo de hacer bien y de aprender la verdad porque ellos a través del estudio revolucionario y el trabajo liberador tendrán ciencia y conciencia de que “moral y luces son los polos de una república, moral y luces son nuestras primeras necesidades”.

Bienaventurados los egoístas que de pensamiento, palabra y acción deseen verdaderamente regenerarse porque ellos aprenderán a ser buenos y por consiguiente felices a través de la praxis humanista espiritual de la Educación Bolivariana y Socialista que enseña a “hacer bien y aprender la verdad, únicas ventajas que la Providencia nos ha concedido en la tierra”.

Bienaventurados los débiles y los huérfanos de amor porque ellos serán consolados, abrazados, y anidados con inmensa ternura revolucionaria en este mismo mundo por “el gran poder que existe en la fuerza irresistible del amor”, energía radical del Poder Popular y de la Educación Popular con Valores Socialistas Bolivarianos.

En fin, bienaventuradas y bienaventurados los que por causa de su amor puro a la Revolución Socialista Bolivariana y a la Educación Socialista Bolivariana que la impulsa son incomprendidos, injuriados, perseguidos y maltratados por quienes no han alcanzado aún la conciencia del deber social, “porque no todos los corazones están formados para amar a todas las beldades; ni todos los ojos, son capaces de soportar la luz celestial de la perfección”.

Sebastián Cianci Fonseca

bolimartiano@yahoo.com



No hay comentarios.: