Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

viernes, 21 de marzo de 2008

Semana Santa tiempo de reflexión y unión entre hermanos sin importar religión

La Semana Santa es el periodo sagrado de los cristianos que se sucede del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección. En este período, es cuando se vive más intensamente en el Cristianismo, porque se relata los últimos días del hijo de Dios en la tierra.

El párroco de la iglesia “La Resurrección” de Ruiz Pineda y Caricuao, Pablo Urquiaga, describe cómo los venezolanos celebran estos días, los cuales sirven para el descanso, el perdón, la sanación y la reflexión. “En la Semana Santa, como todos los años, celebramos de una forma especial lo que celebramos todos los domingos en la misa, que es la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo”.

La Semana Santa es denominada también “Semana Mayor” o “Semana Grande”, por la importancia que tiene para los cristianos el misterio de la Redención de Cristo, quien por su infinita compasión al hombre, decide espontáneamente tomar nuestro lugar y recibir el castigo merecido por nuestros pecados.

Semana Santa es el tiempo oportuno para que tomemos conciencia del significado salvador de las actitudes de Cristo y de la responsabilidad de nuestras acciones. SIGUE LEYENDO ...

“La Semana Santa comienza el domingo de ramos, cuando Cristo hace su entrada triunfal a Jesuralén, por ello en la actualidad se realiza la bendición de los ramos y con esta acción se está proclamando a Cristo como su único señor y salvador y culmina el domingo siguiente, cuando Cristo resucita”, señaló el padre Urquiaga.

Este servidor del hijo de Dios afirma que cristianos o no, deben estar unidos en estas misas, para fortalecer su fe. “Cristo murió para que fuéramos uno, por ello no tiene sentido que en este tipo de celebraciones los hermanos de otras religiones estén aparte de estas fiestas”.

“La Semana Santa es una fiesta muy familiar, sirve para que las personas renueven su fe y continúen con su práctica habitual del catolicismo”, señaló el párroco de Caricuao.

Por otra parte, indicó que en su comunidad se desarrollan las diferentes misiones implementadas por el Ejecutivo Nacional y que su iglesia colabora para el buen desenvolvimiento de las mismas.

“La mitad de las personas comprometidas de mí parroquia estudian en las misiones educativas, y también están en las comunidades de base apoyando a los comités de salud, misión liderada por los médicos cubanos en nuestro país, tenemos buenas relaciones además con la Misión Cultura y participamos activamente en las radios y televisoras comunitarias de la zona”.

También destacó que el centro parroquial que preside se une, cada cierto tiempo, con los hermanos evangélicos para ayudar y socorrer al prójimo más necesitado, haciendo campañas para recolección de ropa, enseres y comidas, que luego son distribuidos entre los compatriotas más pobres.

De la misma forma, agregó que la iglesia no sólo presta los servicios tradicionales (misa, bautismo, comuniones, matrimonios) sino además, facilita a la comunidad talleres de crecimiento personal y de orientación familiar.
Describiremos los días de la Semana Mayor en los que se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Domingo de Ramos: en este día se inicia la Semana Santa, se rememora la entrada de Jesús en Jerusalén.

Lunes Santo: es el segundo día de esa semana, se recuerda el pasaje de la Unción en Betania, y la historia de los eventos que se sucedieron el lunes Santo, así como la expulsión de los mercaderes del Templo de Jerusalén.
Martes Santo: en cuanto a la liturgia cristiana en este día se conmemora la traición de Judas y en el papel de éste se centran las reflexiones del Evangelio que se lee en las ceremonias de los católicos en este día. Se da lectura al pasaje de las Negaciones de San Pedro, y la Pasión según San Marcos.

Miércoles Santo: es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús. Es el primer día de luto de la iglesia, con esto se llega al fin de la Cuaresma, se anticipa el Jueves Santo y entramos en el corazón de la Semana Grande. El episodio de la condenación de Cristo por la traición de Judas es el que convirtió los miércoles en días de ayuno para los católicos, aunque luego se pasara la tradición del ayuno a los viernes.

Jueves Santo: es junto con el Corpus Cristi y la Ascensión, el primero de los tres jueves del año más importantes en la religión católica. Es el día en que se celebra la última Cena en que Cristo instituyó la Eucaristía. También se escenifica el Lavatorio de los pies.

Viernes Santo: se recuerda el Vía Crucis, así se llama al camino que Jesús tuvo que recorrer llevando sobre sus hombros el madero en el cual iba a ser crucificado. Su muerte en la cruz y su sepultura. Constituye el núcleo central de la Semana Santa.

Sábado Santo: en este día propiamente no hay culto oficial, es un día de luto por la muerte de Jesucristo. Continúa durante el día la visita de los monumentos y la celebración del Vía Crucis al igual que en el Viernes Santo. Al anochecer empieza la gran Vigilia Pascual, que en su primera parte (bendición del fuego nuevo y del agua, lecturas, letanías, profesión de fe y Bautizos) corresponde propiamente al sábado santo; pero la Misa de Gloria, muy solemne, con volteo de campanas y llena de aleluyas, corresponde a la celebración pascual de la Resurrección.

Domingo de Resurrección: es el día en que Jesucristo resucita después de la crucifixión, va al encuentro con sus apóstoles y luego sube hacia los cielos, también es la finalización de la Semana Santa. En la Misa dominical este pasaje se recuerda de una manera especial. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al Cielo.
Mayra Cerró /mcerro@minci.gob.ve

No hay comentarios.: