Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

martes, 12 de febrero de 2008

¿Enamorada? ¿Enamorado?

Te sientes enamorada? ¿Sabes por qué? ¿Tienes idea de qué aspectos se activan cuando te sientes así? Aquí te ofrecemos respuesta para todas tus interrogantes.

Enamorarse podrá parecer lo más natural del mundo, pero ese período tan lleno de emociones -en su mayoría agradables- ha dado pie al desarrollo de una serie de hipótesis que, aunque varían entre sí, convergen en que al estar enamorado se manifiestan las tres funciones principales de la sexualidad: la erótica, la comunicativa y la reproductiva.

De acuerdo con la doctora Alicia Fernández, presidenta de la Clínica de Sexualidad Humana del Instituto Educativo y Psicológico de Puerto Rico, la primera de esas hipótesis -la evolutiva- plantea que los seres humanos entran en estas fases de enamoramiento para perpetuar la especie. Aunque la hipótesis evolutiva se inclina más a la función reproductiva, Fernández asegura que para que exista dicha función "tendría que existir cierto grado de erotismo, comunicación entre la pareja".

La segunda hipótesis, la social, postula que el amor es una respuesta apropiada y esperada por todos los que son parte de una sociedad. "Es necesario que se viva un estado emocional con esa (otra) persona", recalca Fernández al explicarla. Entre los enamorados debe haber empatía, necesidad, deseo de estar juntos, características que le hagan amarse mutuamente, y todo esto dentro del marco o entorno social en el que se encuentren.

Por último, la doctora presenta su propia hipótesis: la biológica-psicológica. "Nuestra naturaleza biológica provoca cambios que empujan e influyen hacia la relación de pareja y el cruce entre los organismos. Según nuestra naturaleza, somos seres gregarios, no nos gusta estar solos o solas, manifestar la respuesta sexual lo tenemos intrínseco y tenemos que manifestarlo", afirma Fernández.

"Todos los seres humanos despertamos a la sexualidad por la función erótica (incluso los niños tocan sus genitales y sienten placer)", recalca la sexóloga y de inmediato manifiesta su preocupación respecto al enfoque negativo que se le da a esto. "Nos señalan que es malo, que no se debe hacer y todo eso es erróneo. Lo que nos deben enseñar es cómo canalizar esa fase erótica porque la vamos a sentir desde que nacemos hasta que morimos", expresa.

Dos Enamorados:

El Nuevo Dia Interactivo