Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

martes, 9 de octubre de 2007

Kate del Castillo aborda la historia de Latinoamérica en sus películas

La actriz mexicana Kate del Castillo, que acaba de estrenar la película "El clavel negro", sobre el golpe de estado en Chile, asegura que los papeles que interpreta están muy involucrados con la historia de Latinoamérica.

"El clavel negro", que se estrenó a finales de septiembre en México, narra la gesta del embajador sueco en Chile durante el golpe de estado que derrocó al ex presidente chileno Salvador Allende (1973), Harald Edelstam, que según los responsables de la producción salvó a miles de chilenos que buscaban asilo.

En esta película del Castillo interpreta el papel de una guerrillera hija de un militar fiel a Allende y que vive una historia de amor con Edelstam, personaje que interpreta el actor sueco Michael Nyqvist.

"Es una historia que no conocía", dijo en una entrevista telefónica a Efe la actriz, que definió a Edelstam como "un héroe de carne y hueso".

SIGUE LEYENDO: Kate del Castillo aborda la historia de Latinoamérica en sus películas ...

La cinta, una coproducción danesa, sueca y mexicana grabada en Chile, está pendiente de estreno en EE.UU y Latinoamérica y, como asegura del Castillo, se asemeja a la "Lista de Schindler", ambientada en la Alemania nazi, al reflejar el "genocidio" del pueblo chileno.

"Estoy muy involucrada en la historia de Latinoamérica", afirmó la actriz mexicana, que acaba de estrenar en los cines de EE.UU. la película "Trade", sobre el tráfico humano en la frontera entre este país y México.

Para del Castillo el cine es una ventana abierta al mundo que hay que aprovechar para dar a conocer la riqueza de la historia latinoamericana.

"Tenemos temas fabulosos que no hemos tocado en el cine", añadió la artista, que se alegró de que actualmente el cine latinoamericano tenga más acceso a la producción de Hollywood para que las películas de esta región puedan verse en todo el mundo.

Entre las cintas en las que recientemente ha participado figuran "Bordertown", sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez (México), en la que interpreta un pequeño papel junto con los actores Antonio Banderas y Jennifer López, y "La misma luna", que podrá verse en los cines el próximo mes de marzo y trata sobre el amor entre una madre y un hijo que viven separados por la frontera.

Como mexicana, del Castillo expresó su pesar por este tipo de historias que abordan temas fuertes y que, como en el caso de la inmigración ilegal, recogen "muchos sentimientos encontrados".

La actriz es la artista elegida este año para presentar los documentales que ofrece la cadena The History Channel en español con motivo del mes de la Herencia Hispana, del 15 de septiembre al 15 de octubre.

Del Castillo, de 34 años, obtuvo en 2005 el premio Colón de Plata de Mejor Actriz en el Festival Iberoamericano de Cine en Huelva, España, con su personaje de prostituta en la cinta "American visa".

En ella un profesor de inglés desea obtener una visa para trabajar en EE.UU. y alcanzar el sueño americano, un objetivo que, como le enseña la propia prostituta, no tiene que ver con un lugar geográfico sino que lo trae uno dentro.

Sin embargo, del Castillo comentó que en su caso puede decir que vivió el sueño americano, ya que cuando se trasladó a EE.UU se le empezaron a abrir puertas que ya tenía cerradas en México.

La actriz se mudó a Los Ángeles para tratar de huir del acoso que asegura que vivía por parte de la prensa de su país tras hacerse público su divorcio y para buscar nuevas oportunidades en el cine y la televisión.

Empezó a trabajar en la serie "American family" y tras participar en el cine regresó a México, donde hizo una telenovela, para luego continuar probando suerte en el cine estadounidense con la película de acción "Bad guys", de 2005, todavía pendiente de estreno junto con "Julia" y "Por vida", que ha grabado este año.

"Tenemos unas raíces en nuestros países que EE.UU. no tiene", comentó del Castillo, para la que los Estados Unidos es un lugar de paso para formarse.

A pesar de todo, la mexicana declaró sentirse a gusto aquí ya que al pasar más desapercibida que en su país natal nadie tiene prejuicios ni espera nada de ella y asegura que todo lo que ha ganado ha sido por su trabajo.

No hay comentarios.: