Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

viernes, 14 de septiembre de 2007

La suerte influyó en las célebres fotos del "Che" y Picasso, dice Burri

La suerte y saber captar el momento resultaron fundamentales en la carrera del fotógrafo suizo René Burri, célebre por retratar al "Che" Guevara, Pablo Picasso y María Callas, entre otros, según reconoció hoy en la capital mexicana.

Por primera vez en México se presenta la muestra retrospectiva de su trabajo "Un mundo", que ya estuvo en Cuba y que tras su estancia en México, del pasado 12 de septiembre al próximo 13 de enero de 2008, viajará a Argentina, Colombia y Venezuela.

El artista protagonizó hoy un encuentro con sus admiradores llamado "Conversaciones con René Burri", en el antiguo Colegio de San Ildefonso, en el que por casi dos horas estuvo relatando anécdotas de su carrera profesional. Rememoró que su primer "entrenamiento" para ser fotógrafo, aún sin él mismo saberlo, fue en su infancia en la granja de su abuelo, donde se dedicaba a cazar moscas, lo que, aseguró, le ayudó a desarrollar la velocidad y la intuición de "saber captar el momento".

SIGUE LEYENDO: La suerte influyó en las célebres fotos del "Che" y Picasso, dice Burri...
La suerte le ha acompañado desde el inicio de su carrera, como en su empeño por retratar al pintor español Pablo Picasso, quien lo obsesionó desde que fotografió una exhibición del artista en Milán (Italia).

Un día sin esperarlo coincidió con Picasso en un hotel de España y simpatizaron. A partir de ahí el pintor le abrió las puertas para que le fotografiara.

Una de las fotografías más conocidas de Burri es la del "Che" Guevara en el Ministerio de la Industria cubana, en 1963, en la que el jefe rebelde sale fumando un puro.

Esa imagen es muchas veces atribuida a Alberto Korda, quien en realidad es el autor de la popular imagen del revolucionario con boina, pelo al aire y la mira en el firmamento, y al respecto Burri también tiene una anécdota.

Una vez, cenando con Korda, éste le regaló su fotografía del Che con la dedicatoria "de tu amigo Korda, autor de la que reconocerás es la fotografía más famosa del 'Che'", y Burri le correspondió regalándole su retrato con la dedicatoria "de tu amigo Burri, autor de la que reconocerás es la mejor fotografía del 'Che'".

Burri recordó otras muchas anécdotas, como la manera en la que entró a trabajar en la agencia Magnum, donde desarrolló la mayoría de su carrera, o como cuando tomó la imagen del hijo del Sha de Irán en 1960.

De su época de fotógrafo de guerra afirmó que allí "hay que tener cuidado, el ambiente es como una droga", y sostuvo que no es necesario mostrar muertos o sangre para plasmar el horror y criticó la tendencia actual a las escenas morbosas.

Burri dijo que no sabe si dentro de cien años aún existirá la fotografía, ya que está evolucionando de manera insospechada y ya no existe "el papel o la película".

Afirmó que él, siendo un foto-reportero, jamás imaginó tener su obra en las paredes de un museo.

A los futuros fotógrafos asistentes al encuentro de hoy les recomendó no perder nunca la curiosidad, que no paren de reinventarse y que carguen siempre con la cámara encima.

No hay comentarios.: