Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

sábado, 22 de septiembre de 2007

Colombiano lanza una novela sobre la época negra de las torturas en su país

El periodista, humorista y escritor colombiano Guillermo Cardona presentó su nueva novela "La bestia desatada", que aborda el tema de las torturas en el país en los sangrientos años del cartel de Medellín, dirigido por el extinto capo Pablo Escobar.

No obstante, el autor declaró hoy a Efe que el problema de la tortura, lejos de haber desaparecido en Colombia, sigue existiendo si bien ahora no es tan visible, por ser una estrategia de la guerra sucia.

La obra (Seix Barral, 232 páginas) tiene como protagonista a Carlos Upegui Aristizábal, un médico que se dedica a la tortura por encargo de mafiosos y policías.

SIGUE LEYENDO: Colombiano lanza una novela sobre la época negra de las torturas en su país ...
El torturador, que logra espeluznantes niveles de especialización, pone en marcha un plan de venganza cuando Escobar cae abatido en 1993 por la Policía en el tejado de una de las casas que usaba para esconderse, protegido por la gente del común, que lo veneraba.

Cardona, natural de Medellín (capital del departamento de Antioquia), ganó el Premio Nacional de Literatura a Novela Inédita en 2005 con su "El Jardín de las Delicias".

Ahora en "La bestia desatada" recuerda épocas de huelgas estudiantiles, simpatizantes de las guerrillas, de la droga, de los primeros amigos y los primeros amores.

El autor afirmó que no había muchas referencias al tema y precisó que la idea de escribir surgió de su trabajo de periodista en la época.

"Era normal en los boletines de la Policía encontrarse a diario con muertos por tortura, como parte de la guerra entre bandas. Para mí era muy triste ver amigos muriendo así", expresó.

Pero la obra no se limita a las torturas practicadas por bandas al servicio de mafiosos u organismos tristemente célebres como un departamento parapolicial que operaba en Envigado, municipio contiguo a Medellín, en el que reinaba Escobar.

Cardona recordó que en la década de 1980, cuando era presidente Julio César Turbay, se conocieron denuncias de torturas en destacamentos militares de Bogotá, de las que fueron víctimas intelectuales como el poeta Luis Vidales.

Sin embargo, subrayó que el fenómeno sigue. "No es que haya pasado, sino que la responsabilidad del Estado ha quedado diluida", pese a que "es el que está llamado a evitar ese crimen execrable", dijo.

Este periodista explicó que dentro del proceso de creación de la novela "la investigación fue muy larga", mientras que escribirla le llevó más de año y medio.

Ese tiempo de torturas "sigue siendo un período del que poco se ha hablado y si se ha tocado ha sido más en la literatura que en el ensayo, por ejemplo", explicó.

Indicó que el narcotráfico se dio en Colombia "de manera casual" y hubiera podido ser en cualquier nación suramericana, pero una vez que entró a este país prosperó más en Antioquia por "el espíritu mercachifle" de los 'paisas', como se conocen a los nacidos en esa región industrial.

Calificó como ineficaz la lucha contra las drogas y aseguró que si el dinero invertido en ella se utilizara para desarticular a las mafias "sería mil veces más efectiva". "Además, ¿qué culpa tiene la coca, que es una pobre matica?", preguntó.

Cardona admitió que algunos colombianos no reciben bien ciertos escritos por considerar que afectan la buena imagen del país, aunque descartó que el suyo ahuyente a los lectores. "Si uno deja de ir a Nueva York porque leyó a Mario Puzo -autor de 'El padrino'-, está muy mal", manifestó.

Añadió que al que no le guste la violencia, "que no lea a 'Caperucita Roja', pues allí hay secuestro, estupro, toda una historia de sangre".

FOTO: La obra (Seix Barral, 232 páginas) tiene como protagonista a Carlos Upegui Aristizábal, un médico que se dedica a la tortura por encargo de mafiosos y policías. EFE

No hay comentarios.: