Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

jueves, 16 de agosto de 2007

115 muertos y mil heridos por terremoto en Perú. Cifras en aumento

Al menos 115 personas murieron y más de mil resultaron heridas tras el potente terremoto de 7,9 grados que remeció el miércoles por la noche el sureste de Perú, informó el ministro de Salud, Carlos Vallejos, mientras se reportaban daños en hospitales y en una autopista de la zona donde miles de habitantes permanecían fuera de sus casas.
Ver reportaje de Miguel A. Vera León

Vallejos, que viajaba al lugar del desastre, comunicó a la prensa la nueva cifra oficial de víctimas: 115 fallecidos y más de un millar heridos en la zona de Ica y sus alrededores, cerca del epicentro y a unos 265 kilómetros al sureste de Lima.

Los medios de comunicación han mencionado datos mucho mayores de víctimas, sin confirmación aún de autoridades.

El viceministro de Salud, José Calderón, instó a los peruanos a donar sangre para los heridos y anunció que un convoy de médicos y enfermeras partió hacia la zona, mientras la prensa local informó que decenas de personas seguían llegando a los hospitales de la zona aunque algunos mostraban grietas en los muros y otros estaban "colapsados" tras el sismo.

SIGUE LEYENDO 115 muertos y mil heridos por terremoto en Perú...
La agencia estatal de noticias Andina dijo que entre 10 y 12 personas murieron y un centenar resultaron heridas en el hospital regional de Ica, y los reportes de heridos se multiplicaron al paso de las horas.

El alcalde del puerto de Callao, Alex Kouri, informó a la prensa que en esa zona se habían registrado fuertes oleajes que inundaron varias casas del sector La Punta, rodeada de mar, e indicó que nadie había resultado herido.

La autopista Panamericana estaba prácticamente destruida en un tramo cercano a Chincha con rumbo a Ica, constató la AP. El asfalto estaba totalmente resquebrajado, el alumbrado público en el suelo y miles de vehículos varados por los derrumbes en el lugar.

Ica se encontraba a oscuras por el apagón que se produjo por la caída de instalaciones eléctricas, al tiempo que se informaba de la caída de varias casas construidas de adobe, y daños en ventanales, mientras el ejército y la fuerza aérea se aprestaban a iniciar un puente aéreo desde Lima con esa ciudad debido al bloqueo de las rutas de acceso.

El presidente Alan García, tras declarar en emergencia a esa región, pidió a la población que se aleje de las costas, a pesar de que el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico canceló una advertencia de tsunami emitida después del sismo.

En Ica, los hospitales fueron evacuados, los enfermos fueron puestos bajo tiendas de plástico en lugares cercanos, mientras los efectivos de Defensa Civil y la policía arribaban al sitio. La policía envió más de 500 efectivos al lugar.

El sismo se inició a las 18.41 horas (23.41 GMT), y el epicentro fue localizado preliminarmente a 120 kilómetros al sureste de Lima, en el océano Pacífico, y su duración fue aproximadamente de dos minutos.

El Instituto Geofísico dijo que se han producido más de 200 réplicas.

García dijo que una iglesia en Ica, a 265 kilómetros al sureste de Lima, se derrumbó.

Agregó que la policía y el ejército estaban resguardando la seguridad en prevención de saqueos en Ica, que permanecía a oscuras luego del terremoto.
María Pilar Mena, de 47 años, vendedora de sandwiches, dijo a al AP en Lima: "Este es el temblor más fuerte que hemos tenido, cuando el terremoto nos golpeó, pensé que no iba a pasar, y que no pasaba".

Como ella, miles de personas se mantenían en las calles de varias ciudades del país, con temor a volver a sus hogares luego del fuerte sismo, que tuvo al menos tres fuertes réplicas.

Antony Falconi, de 27 años, diseñador gráfico, todavía nervioso tras el terremoto, dijo "quién no va a tener miedo en este momento, la tierra se movió muy distinto, no habíamos sentido eso antes, era ondulante, y la tierra parecía gelatina"

Falconi también fue víctima del caos que se vivía en Lima tras el temblor, y miles se encontraban en la calle tratando de conseguir transporte público o taxis para llegar a sus hogares.

De confirmarse la magnitud, este será el terremoto más fuerte sentido en Perú desde 1940, cuando se registró un movimiento de 8,2 grados que dejó 179 muertos y más de 3.500 heridos.
Fotos en Reuters

1 comentario:

EV dijo...

Horrible sitaución. Mis sentimientos a todos de Perú.