Put my show and this player on your website or your social network.
Visita el blog Butaca 648

viernes, 15 de junio de 2007

Las cucarachas pueden aprender, como los perros y los humanos

Las cucarachas tienen memoria y se les puede enseñar a salivar en respuesta a un estímulo neutral, tal como hacían los perros de Pavlov cuando el famoso doctor ruso tocaba su campana, revelaron investigadores japoneses.

Este tipo de "condicionamiento" sólo puede producirse cuando hay memoria y aprendizaje y esta respuesta de segregar saliva sólo se había visto anteriormente en los seres humanos y los perros. Ahora, las cucarachas parecen tener también esa aptitud.

En un artículo publicado en la última edición de la revista en internet Public Library of Science, los investigadores dijeron que esperaban saber más cosas sobre el cerebro humano explorando lo que sucede en el de la cucaracha. El artículo está disponible en forma gratuita en http://www.plosone.org/doi/pone.0000529 .

"Entender el mecanismo de aprendizaje del cerebro en los insectos nos puede ayudar a comprender el funcionamiento del cerebro humano. Hay muchas, muchas características comunes," dijo Makoto Mizunami, de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tohoku, en una entrevista telefónica.
SIGUE LEYENDO Las cucarachas pueden aprender, como los perros y los humanos...

En el experimento, los científicos expusieron a un grupo de cucarachas a un determinado olor cuando les daban de comer una solución de azúcar. Descubrieron que cuando después exponían a las cucarachas sólo al aroma, los insectos seguían babeando.

Otro grupo de cucarachas fue alimentado con la solución de azúcar sin el uso del aroma y su posterior exposición al olor no produjo cambios en la cantidad de saliva producida por los insectos.

"Seguro, las cucarachas pueden recordar y aprender," declaró Mizunami.

Entre 1890 y 1900, el investigador ruso Ivan Petrovich Pavlov realizó un estudio con perros conocido actualmente en todo el mundo como "condicionamiento clásico."

Pavlov utilizó campanas para llamar a los perros cuando les tocaba comer y, después de unas pocas repeticiones, los perros empezaron a salivar en respuesta a la campana.

Sin embargo hasta hoy, y pese a los avances de la ciencia, se sabe poco sobre el cerebro de los mamíferos y su mecanismo neurológico, debido a su gran complejidad.
Via: elestatal.com

No hay comentarios.: